La Rosa de la reconciliación vía @ElEspectador

Por El Espectador

Rosa Poveda camina entre matas de lechuga, menta, caléndula, canelón, fríjol, fresa, tomate y otras tantas que cultiva en su casa, un lote de 1.800 metros que hace 10 años era el basurero del barrio La Perseverancia.

Llegó allí como muchos colombianos humildes que se van de todas partes huyendo de la violencia y de la miseria. Su vida ha sido azarosa, generosa, campesina, hostil y a la vez urbana. A sus 49 años, ha enterrado a un hijo asesinado y ha criado a cuatro más. Así como ha aprendido casi todos los oficios que alguien necesita para rebuscarse la vida: carpintería, modistería, agricultura, marroquinería, entre otros. Todo ese recorrido se ve en sus manos, musculosas y algo agrietadas. Su huerta urbana ha sido contada y recontada, pero su historia, la de la niña robada, la de la mujer víctima y la maestra de ricos y pobres es poco conocida.

Rosa Poveda builds urban farm in Bogota, improves communit Vía @cctv_america


Amid the streets of Bogota, Colombia, Rosa Poveda has built a farm and a school that works to restore pride in Colombian farming. CCTV’s Michelle Begue reported this story from Bogotá, Colombia.